¿Esperas que después del verano tu piel no te pida a gritos unos mimos? Tu cara bonita es lo primero que ven los demás y no nos engañemos, lo primero que vemos al levantarnos por la mañana y mirarnos al espejo. Seguro que antes del verano tenía mejor aspecto: Pues mira… esa manchita… y esa arruguita… hum… antes no estaban ahí.

¿Recuerdas que el verano anterior te recomendaba el tratamiento de Vitamina C como alternativa a la recuperación de luminosidad de nuestro rostro? En esta ocasión, quiero aconsejarte, que antes de iniciar cualquier tratamiento es necesaria una HIGIENE FACIAL, y así preparar la piel para la mejor absorción de los principios activos (productos cosméticos, en este caso),  que harán que nuestra piel note realmente los resultados de ese tratamiento en concreto.

Pues bien, una vez realizada la higiene facial, ante la necesidad de un tratamiento intensivo que nos ayude a reparar los daños del sol en las células de nuestra piel, evitar la formación de granitos y recuperar la elasticidad, uniformidad, buen tono de nuestra piel, y ¡estimular la producción de colágeno!, te recomiendo los siguientes pasos:

1. Exfoliar. El Tratamiento Dermapeel de Skeyndor, es el ideal para renovar la piel. ¡Este tratamiento es comparable a los que se realizan en gabinetes de dermo-estética! Es una asociación de cinco técnicas peeling en una misma sesión: abrasión física, microdermoabrasión ultrasónica, exfoliación química ácida, exfoliación enzimática y peeling biológico. Indicado para tratar manchas, líneas finas de expresión, pequeñas cicatrices y marcas de acné. Al menos una vez, lo deberías probar: ¡es espectacular!

2. Hidratar. Prueba el Tratamiento Power Hyaluronic y consigue una piel ultrahidratada, más confortable y con un relieve más suave. El secreto: hidrata desde dentro hacia afuera.

3. Vitaminar. El siguiente paso: inevitable el aporte de vitaminas con la piel ya perfectamente hidratada: Nada mejor que el tratamiento Power C+ de Vitamina C y extracto de granada. ¡Mi favorito y el de muchas clientas!

Debes saber que cada tratamiento se compone de varias sesiones que se pueden alternar en distintas semanas; el número de sesiones dependerá del tipo de piel de cada persona. Realizando una buena combinación, se consiguen resultados increibles. En la primera sesión ya lo notas. Pide tu CITA para consultar qué tratamiento es el más aconsejable para tí. Recuerda que prolongar el buen estado de tu piel está en tus manos. Por muy poquito al mes, puedes mantener una piel realmente bonita. Aprovecha nuestras promociones, BONOS y descuentos. Tu piel y tu bolsillo saldréis ganando. Y recuerda: financiamos tus tratamientos sin intereses. ¡Consúltanos!

 

 

Dónde Estamos

Newsletter




Sobre Mi Esteticista

MiEsteticista.es nace fruto de la ilusión y el esfuerzo por conocer e indagar acerca de los deseos y/o necesidades básicas en cuanto a la mejora de la estética de las personas preocupadas por mantener una imagen cuidada y saludable.