¿Qué es una higiene o limpieza facial?
¿Qué beneficios me aporta? Mi piel la noto limpia…
¿por qué debería hacerme una higiene facial?

En primer lugar, aclarar que durante el día la piel se ve expuesta a las radiaciones solares, al humo, la contaminación, al uso de cosméticos, a la mezcla de sudor y sebo -grasa- que se produce en la superficie de nuestra piel, con el consiguiente y progresivo deterioro de la misma.

A pesar de que nos proporcionemos una buena higiene diaria, llega un momento que podemos notar que tenemos ausencia de tono, que nuestra piel está como más áspera, nada tersa, menos suave, que se acentúan más algunas arruguitas, que se crean pequeños depósitos de grasita, granitos… Es en ese momento en el que debes consultar a una especialista: Necesitas una HIGIENE FACIAL.

El proceso a seguir por tu esteticista es el siguiente: Primero la piel se desmaquilla, tonifica y se exfolia suavemente, retirando las células muertas acumuladas en la capa córnea (la capa superficial de la piel). A continuación se realiza un examen previo de la piel (aquí es fundamental el conocimiento de la profesional, para determinar tu tipo de piel, y en base a ella, aplicar los productos específicos para tratarla).

Posteriormente se aplica vapor ozono, indispensable para abrir los poros y facilitar la posterior extracción de las impurezas; se desinfecta y descongestiona la piel con la Alta Frecuencia y se procede a realizar un masaje facial con una crema específica.
Por último se aplica una mascarilla según las necesidades de tu piel durante el tiempo necesario, se retira y se aplica nuevamente una crema en nuestro rostro ya limpio.

La diferencia es notable. No lo dudes, pruébalo… ¡repetirás!

Dónde Estamos

Newsletter




Sobre Mi Esteticista

MiEsteticista.es nace fruto de la ilusión y el esfuerzo por conocer e indagar acerca de los deseos y/o necesidades básicas en cuanto a la mejora de la estética de las personas preocupadas por mantener una imagen cuidada y saludable.