Sol y acné… ¿Realmente aconsejable?

El acné es un trastorno de la piel que sufren muchas personas en alguna época de su vida. Al llegar el verano y tras la exposición continuada al sol, es común sentir cierta mejoría.

Si bien es cierto que las personas afectadas por acné leve mejoran en verano -porque la radiación UV es bactericida y puede eliminar bacterias implicadas en la formación del acné-, y además, debido al efecto de los rayos solares, las lesiones inflamatorias pueden mejorar de manera más o menos transitoria, debes saber que no es recomendable el sol para el acné y te diré el porqué.

Cuando llevamos unas semanas tomando el sol, y sobre todo cuando termina el verano, se produce lo que se conoce como “efecto rebote”: el acné empeora. Ello se debe a que, sin darnos cuenta, la radiación solar aumenta el grosor de la capa más superficial de la piel (capa córnea), lo que contribuye a obstruir la glándula sebácea y a empeorarlo.

Los dermatólogos no recomiendan la exposición solar para mejorar el acné.

Por ello es necesario que conozcas aún con más motivo, la importancia de protegerse utilizando un filtro de protección solar. Es conveniente utilizar uno cuyo excipiente sea poco graso (formulaciones fluidas como la emulsión, el gel e incluso el spray) aunque por ello tendrás que aplicártelo de forma sucesiva, debido a que protege menos que en crema o pomada -los que deberías evitar por ser más grasos-. Y siempre aplicarlo 30 minutos antes de la exposición solar.

Operación bikini

A punto de entrar en la primavera -sinónimo del mejor tiempo-, comenzamos a desprendernos de las prendas que ya nos van sobrando, para dar la bienvenida al calorcito. Va llegando el momento de dedicar más atención a la depilación en esas zonas que a partir de ahora van a estar más visibles, y, como no, a nuestra apariencia física. Las reservas que hemos ido almacenando cuidadosamente en ciertas partes de nuestro cuerpo -gracias a nuestros consentidos excesos-, han dejado un rastro evidente y notorio y no, no nos gusta nada el nuevo aspecto que presentamos.

¿Qué ha ocurrido?

Que en la capa más profunda de nuestra piel, en la hipodermis, se han alojado los temidos adipocitos; sí, son esas células especializadas en el almacenamiento de la grasa. Los adipocitos son necesarios en nuestro organismo: El tejido adiposo mantiene la temperatura corporal, constituye una reserva energética y puede proteger distintas partes del cuerpo. Lo que no nos gusta es comprobar cómo los excesos de esa grasa, se ha ido acumulando en abdomen, glúteos, caderas, piernas, brazos… así que decidimos poner remedio.

Lo leemos y oímos constantemente, que el mantener la línea es cuestión de constancia y en algunos casos de sacrificio: sabemos que llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente, y entre otras cosas, descansar el tiempo necesario, es importante para nuestro organismo, aunque no siempre está a en nuestra mano ya sea por el ritmo de trabajo que llevamos, cuestiones personales de salud, o simplemente porque vamos postergando aquello de “mañana mismo empiezo…” Y es que renunciar al dulce, a la comodidad del sofá, a la buena vida, es no menos que un gran sacrificio. Si no hemos sido constantes durante el año, a estas alturas va a ser misión difícil, pero no imposible, si ponemos un poco de nuestra parte. Como tampoco es cuestión de obsesionarse, siempre tienes la opción de solicitar ayuda profesional para remodelar tu figura, ayudarte con algún tratamiento corporal que modele tus curvitas, ya sea en cabina o en casa. Piensa que no está todo en perder peso -¡a no ser que tu salud lo requiera!-, sinó más bien en sentirte a gusto con lo que tienes… pero sentirte en armonía.

Caprichos de Navidad

Y llegó diciembre, casi a las puertas de un nuevo año; mes de los compromisos bien sea por las tradicionales cenas o comidas de empresa, reuniones familiares, con amigos… Y entonces piensas: ¿Qué me pongo? ¿Y el peinado? Necesitaré un retoque con mi peluquera…¿Y cómo me maquillo ese día? ¿Cuáles son las tendencias en maquillaje éste año? Según ojeé en aquella revista, ahora se llevan las sombras de tal manera… Me comentó fulanita que se había hecho nosequé tratamiento y quedó espectacular… y yo de tanto trabajar me he descuidado y noto falta de luz y tono en mi piel, solo se ven bolsas bajo mis ojos y parece que se marcan más las arruguitas de los ojos, ¡qué horror!, estar pendiente de tantas cosas nos agota mentalmente, es similar a nuestra preparación en los días previos de un bodorrio. En cualquier caso buscamos sentirnos especiales, porque queremos estar espléndidas, sentirnos bien y que nos vean aún mejor.

Si bien es cierto que haber seguido un mantenimiento en casa es fundamental para que nuestra piel no sufra y esté en un nivel óptimo y saludable, para las más descuidadas o que requieren de menos tiempo, darnos ese toque especial y dejarnos asesorar por la esteticista no está de más. Encontrar un hueco en nuestra agenda en estas fechas señaladas es complicado, pero cuando algo nos interesa,sobre todo un momento para nosotras, una horita de relajación…  ese tiempo lo sacamos ¿o acaso no?

Lo primero es saber si nuestra piel precisa de una limpieza profunda para prepararla de cara al evento. Si hemos sido constantes y lo que tenemos delante de nuestro espejo es una piel cansada y fatigada, te aconsejaría un buen tratamiento facial, una sesión RELÁMPAGO de última hora (tienes de muchos tipos a tu alcance: anti-arrugas, desfatigante, lifting anti-flacidez, iluminador anti-oxidante, anti-manchas, hidratantes…)

Y la piel de nuestro cuerpo, ¿qué nos pide? Porque ahora esté oculta bajo un armazón de ropa, no debemos olvidarnos de ella: ¿Cómo lucirá con el vestido de fiesta? Con el frío probablemente esté menos hidratada de lo habitual y quizá haya días que sientas que estés mudándola cual reptil. Necesitas un buen tratamiento exfoliante para retirar esas células muertas de la epidermis y mejorar el aspecto de tu piel, sentirla suave y aterciopelada, y ya que estás… finalizar con un masaje relajante.

No olvides que después de los turrones la Nochevieja te espera para lucirte radiante, despedir el año y comenzar otro si cabe aún mejor! Coméntanos que es lo que te preocupa, cuales son tus necesidades, que aquí te encontramos la solución; ante todo lo mejor es no agobiarse, prepararse para disfrutar de la velada y compartir momentos agradables. Ya lo sabes, comienza por tí, date algún capricho esta Navidad.

Bye Bye verano… ¿Cómo nos has dejado?

El verano ha llegado a su fin, y con él descubrimos que nuestra piel ha dejado de presentar ese aspecto luminoso y radiante que tenía antes de estar expuesta al sol: la falta de tono, deshidratración, manchitas que aparecen en nuestra piel, nos alertan de que es necesario recurrir a tratamientos y productos específicos que nos permitan recuperar el estado óptimo de la misma.

Es el mejor momento -una vez hemos decidido que no vamos a tomar el sol-, de decantarnos por el antioxidante más efectivo de aplicación cosmética: la VITAMINA C.

A parte de sus múltiples beneficios dermatológicos, estimula el metabolismo y la formación de colágeno (proteína abundante en nuestro cuerpo -inclusive la piel- que a partir de los 40 años de edad, se produce en menor cantidad –¡50% menos que en la adolescencia!-, provocando el envejecimiento y pérdida de flexibilidad de los tejidos de los que forma parte).

Los laboratorios cosméticos Skeyndor han desarrollado la gama POWER C+, combinando extractos de Vitamina C y Granada en la formulación de sus cosméticos.

La Vitamina C ejerce 4 acciones fundamentales en la piel: Antioxidante, regenerante, hidratante e iluminadora.

Desde MiEsteticista te invitamos a que consultes la gama al completo aquí

Y para asegurarnos de que puedas encontrar una rápida solución en la mejorar de tu piel, suscríbete a nuestra newsletter en la página de inicio ¡y recibirás todo tipo de novedades, promociones y ofertas!

LA HIGIENE FACIAL. Resolviendo tus dudas.

¿Qué es una higiene o limpieza facial?
¿Qué beneficios me aporta? Mi piel la noto limpia…
¿por qué debería hacerme una higiene facial?

En primer lugar, aclarar que durante el día la piel se ve expuesta a las radiaciones solares, al humo, la contaminación, al uso de cosméticos, a la mezcla de sudor y sebo -grasa- que se produce en la superficie de nuestra piel, con el consiguiente y progresivo deterioro de la misma.

A pesar de que nos proporcionemos una buena higiene diaria, llega un momento que podemos notar que tenemos ausencia de tono, que nuestra piel está como más áspera, nada tersa, menos suave, que se acentúan más algunas arruguitas, que se crean pequeños depósitos de grasita, granitos… Es en ese momento en el que debes consultar a una especialista: Necesitas una HIGIENE FACIAL.

El proceso a seguir por tu esteticista es el siguiente: Primero la piel se desmaquilla, tonifica y se exfolia suavemente, retirando las células muertas acumuladas en la capa córnea (la capa superficial de la piel). A continuación se realiza un examen previo de la piel (aquí es fundamental el conocimiento de la profesional, para determinar tu tipo de piel, y en base a ella, aplicar los productos específicos para tratarla).

Posteriormente se aplica vapor ozono, indispensable para abrir los poros y facilitar la posterior extracción de las impurezas; se desinfecta y descongestiona la piel con la Alta Frecuencia y se procede a realizar un masaje facial con una crema específica.
Por último se aplica una mascarilla según las necesidades de tu piel durante el tiempo necesario, se retira y se aplica nuevamente una crema en nuestro rostro ya limpio.

La diferencia es notable. No lo dudes, pruébalo… ¡repetirás!

Dónde Estamos

Newsletter




Sobre Mi Esteticista

MiEsteticista.es nace fruto de la ilusión y el esfuerzo por conocer e indagar acerca de los deseos y/o necesidades básicas en cuanto a la mejora de la estética de las personas preocupadas por mantener una imagen cuidada y saludable.