Uno de los servicios más demandados en nuestro mundillo de la belleza tiene mucho que ver con nuestros ojos. Continuamente me preguntan cómo hacer desaparecer las bolsas, ojeras, párpados caídos, arrugas de expresión… etc. Pues bien, aunque a veces es un reto para nosotras conseguir todo eso sin pasar por una cirugía, -ya que requieres normalmente varias sesiones en nuestra cabina y unos cuidados diarios en casa que pocas personas cumplen con disciplina-, en estos momentos tenemos una herramienta en nuestro centro a tu alcance, que nos permite conseguir una mirada más expresiva, disimular el cansancio, devolver la alegría a nuestros ojos, y todo ello lo tenemos gracias a las extensiones de pestañas. Hazme caso si te digo que, aunque lo anterior no se corrija con este método, el añadir unos pelitos a tus pestañas naturales, va a cambiar tu aspecto. Y es que te van a notar algo diferente, te van a decir lo guapa o lo guapo que estás. Y eso te gustará. Porque los demás sin saber cómo… notan el cambio. Y tú también; así que lee bien lo que te voy a contar.

Para quienes conocen poco esta fabulosa técnica, voy a resumir en qué consiste: las extensiones las colocamos pelo a pelo en el lateral o por debajo de nuestra pestaña natural, sin tocar la raíz. Hemos apostado por la firma número 1 en Europa, ADESSA, una tecnología alemana impecable, que utiliza pelo sintético de seda asiática, lo más parecido al pelo natural; mira bien esta imagen: a la izquierda dos pestañas mías y las centrales, dos pestañas de seda. La que está a la derecha es una que me ha caído a las tres semanas, como veis mi pestaña y la de seda, juntas.

 

Deciros que la pestaña de seda es ligera y flexible, no pincha, apenas notas  que las llevas puestas. El pegamento que empleamos -libre de vapores que molestan a los ojos- seca al contacto con nuestra pestaña, por lo que la aplicación es bastante más rápida; comparando con otras firmas la diferencia es notable en varios aspectos: no hay que secar pelo a pelo, tenemos diversidad de longitudes y varios grosores, pestañas de colores…. Se adaptan a cada tipo de pestaña natural, más lisas o más rizadas. Elegimos la que mejor se adapta a tí para que te veas y sientas especial. Y comentarte ¡¡¡que puedes utilizar máscara de pestañas!!!, una máscara especial que tenemos para ti.

Algo que debes saber es que la pestaña natural tiene un ciclo de vida, como el pelo de la cabeza o nuestro cuerpo. El pelo de las pestañas cae, normalmente a los 90 días. Cuando aplicamos las extensiones, estas caerán lógicamente con mas frecuencia al principio, ya que no estás acostumbrada a llevarlas, pero en la segunda puesta o fase de relleno a las 2, 3 o 4 semanas sentirás que forman parte de tí. Debes tener un cuidado algo más especial como no frotar los ojos, no utilizar algodón al desmaquillarte o utilizar un desmaquillante libre de aceites. Te contaremos unos secretitos para prolongar su duración.

Disponemos una gama amplia de cuidados: desmaquillante, tónico, cepillo limpiador, máscara de pestañas, eye-liner… y un estupendo Lash serum que, tanto lleves extensiones o no, fortalecerá tus pestañas naturales y que, de antemano, te digo que ¡FUNCIONA!

Os dejo con un ejemplo en mí misma, ¡un antes y un después! ¿A qué esperas para probar? Al menos una vez en tu vida, deberías probarlas, te costará no rendirte a sus encantos. Ya no querrás volver a tus pestañas normales. Ya me contarás. Por cierto, una advertencia: como la puesta de uñas, también estas extensiones de seda, te crearán ADICCIÓN.

 

Antes y después pestañas ADESSA

 

Dejar un Comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con (*).

Dónde Estamos

Sobre Mi Esteticista

MiEsteticista.es nace fruto de la ilusión y el esfuerzo por conocer e indagar acerca de los deseos y/o necesidades básicas en cuanto a la mejora de la estética de las personas preocupadas por mantener una imagen cuidada y saludable.